miércoles, 7 de diciembre de 2016

En tándem


Ese «boscoso y marinero» que tengo por amigo desde hace más de treinta años me ha encargado que cuente cómo van las cosas por aquí y por allá. Por lo pronto, van como siempre: ¡En tándem! A saber: solidaridad y empresa, coaching y mentoring, formación y consultoría… y, la penúltima, edición y turismo.
Así es, nada nuevo bajo el sol. Seguimos trabajando duro por y para las personas. Y por consiguiente, para sus empresas. Porque esa es otra, no olvidemos de qué vivimos todos. Unos por cuenta ajena y otros por la suya propia. Total, y aquí llegamos al final del principio: al turismo. A la considerada durante años «primera industria» de nuestro país. Precisamente fue en el sector turístico cuando coincidimos algunos de nosotros y afianzamos nuestras relaciones personales. Cierto, como se suele decir, todos tenemos un pasado. En ocasiones, muy rico en vivencias…  
Lo bueno de la vida, al menos desde mi particular punto de vista, es que con los años vas creando una cadena de conocimientos y amigos que una vez consolidados forman parte de ti «per saecula saeculorum». Eso, y nada más que eso, es lo que hacemos aquí. Unir, sumar, crear sinergias y ayudarnos unos a otros.  De ahí que hoy os hable de la revista Club Qualitat Begues, el penúltimo proyecto de Valdelicea & Cía. En breve estará en la calle y en unas semanas en el mundo entero, ventajas de Internet.
© Raquel González-Solá

martes, 25 de octubre de 2016

Sí, señor

No hay más oficio que el de ejercer.

Nos pasamos el día preguntando: Y tú, ¿qué quieres ser de mayor? ¿Cuál es tu sueño? Cuéntame… y cuando se arrancan, a veces, nos quedamos locos. ¡Qué cosas dice la gente! Que si ser más joven, que si… De hecho, más de una vez me he quedado con ganas de contestar: soy coach, no mago.
.
En definitiva, una cosa es dar rienda suelta al método socrático, a la mayéutica, y otra muy distinta pedir imposibles.
.
© Fernando Vázquez

Mentoreando que es gerundio

Ayudar, acompañar, guiar, dirigir, aconsejar… es lo nuestro.
.
Si bien es cierto que soy muy amigo de españolizar muchos de los términos que empleamos cada día, en este caso estoy haciendo un guiño a mi querida y nunca olvidada Portugal. Ya sabéis, mi segunda patria. 
 
Si no me falla la memoria creo que fue allá por 2009, en el transcurso de una convección de nuestra oenegé, cuando descubrí que «mentorear» en portugués significa tutelar. Pues eso, por algo somos lo que decimos ser: coaches, facilitadores, instructores, consultores, mentores, maestros, guías… de empresas y personas.

© Manel Marina

miércoles, 12 de octubre de 2016

Kipling siempre ayuda

Si piensas que estás vencido, ya lo estás,
si piensas que no te atreves, no lo harás,
si piensas que te gustaría ganar, pero no puedes,
es casi seguro que no lo lograrás.

Porque en el mundo encontrarás que el éxito
empieza con la voluntad del hombre.
Todo se halla en el estado mental.
Porque muchas carreras se han perdido
antes de haberse corrido,
y muchos cobardes han fracasado
antes de haber iniciado su trabajo.

Piensa en grande y tus hechos crecerán,
piensa en pequeño y quedaras atrás,
piensa que puedes y podrás;
todo está en el estado mental.

Si piensas que tienes ventaja, ya la tienes;
tienes que pensar bien para elevarte,
tienes que estar seguro de ti mismo,
antes de intentar ganar un premio.

La batalla de la vida no siempre la gana
la persona más fuerte o ligera,
porque tarde o temprano, la persona que gana,
es aquella que cree que puede hacerlo.


Rudyard Kipling

jueves, 15 de septiembre de 2016

Cada día es una fiesta

Hasta que no descubres el verdadero sentido de la vida lo único que haces es acumular vacíos… Estos días atrás me lo han vuelto a demostrar. La semana pasada tenía necesidad de lluvia, y ayer llegó. Y por supuesto también tenía ganas de risas, y de amigos, y de pasar unas horas relajadas… Todo llegó.
.
«Siempre recoges lo que siembras… 16 años repartiendo armonías han dado sus frutos: Valdelicea & Cía.» He leído que decía Patxi hace unos minutos en Twitter. Dejando a un lado las armonías, Valdelicea sin la «Compañía» no es nada. Salvo el nombre de un paraje, eso sí. ¿Y quién es la compañía? Os lo diré: vosotros. Todos los que hacéis posible que nuestra vida sea cada día una fiesta. Unos por lo que ayudáis y otros por lo que nos enseñáis. A tod@s: ¡muchas gracias!
.
© Manel Marina